Siendo sinceros, unos calcetines o unas medias son prendas fáciles de poner. Sin embargo, cuando se trata de ponerse unos calcetines de compresión, sí que hay que tener en cuenta ciertos consejos para asegurarnos de que la prenda cumple perfectamente su función. Es sencillo, no te preocupes.

Antes de hablar de estas cuestiones, lo primero que debes saber es qué es un calcetín o una media de compresión, ya que son algo más que prendas para protegerse de las inclemencias del tiempo o para evitar las rozaduras con el calzado.

¿Qué son las medias de compresión?

Las medias de compresión, o calcetines de compresión, son prendas de vestir que se ponen para ayudar a mejorar la circulación por las piernas. Al hacerlo, combaten problemas de circulación, y reducen la sensación de piernas hinchadas, cansadas o con picor, molestias bastantes extendidas entre la población, y no solo entre las personas mayores, sobre todo a última hora del día.

La presión que ejercen las prendas de compresión en piernas es mayor en la zona del tobillo, y debe ir disminuyendo gradualmente hacia la rodilla. De esta manera, contribuyen a la eficiencia de la bomba muscular de la pantorrilla y reducen la acumulación de líquidos en las extremidades inferiores del cuerpo, que es la causa de su hinchazón.

Tipos de calcetines de compresión según su aplicación

Existen diferentes tipos de calcetines compresivos en función de la intensidad de la presión que apliquen y del problema circulatorio que se quiera tratar con su uso. En España, estas prendas están reguladas en esta disposición del BOE. Los valores de presión (mmHg) correspondientes a los tipos consignados en el párrafo tercero de esta disposición son:

  • Tipo I: Compresión normal, entre 22 y 29 mmHg en el punto b.
  • Tipo II: Comprensión fuerte, entre 30 y 40 mmHg en el punto b.
  • Tipo III: Compresión muy fuerte, superior a 40 mmHg en el punto b.

Existe una compresión que se sitúa por debajo de la primera, que podríamos llamar compresión ligera (por debajo de los 22 mmHg). Esta es la indicada para esos pequeños síntomas de hinchazón o picor en las piernas, y para las personas que se pasan más de 4 horas sentadas o de pie, y que no han presentado con anterioridad problemas graves de mala circulación de la sangre en las extremidades inferiores.

Consideraciones previas a ponerse unos calcetines de compresión

Elegir la talla adecuada

Para garantizar la efectividad de estos calcetines para piernas hinchadas, es fundamental elegir la talla adecuada. Para ello, es necesario medir la circunferencia de la pantorrilla y del tobillo. No te dejes engañar por otros productos que solo hablan del tamaño de la pantorrilla, ya que la compresión gradual debe iniciarse en el tobillo y acabar por debajo de la rodilla.

Medir pantorilla para medias de compresión
Medir tobillo para medias de compresión

Es importante tener en cuenta, además, que cada fabricante puede usar un sistema de tallaje diferente, por lo que debes asegurarte de que estás eligiendo la talla correcta. En calcetinos.com encontrarás una guía de tallas con las medidas de cada una.
Guia de tallas para calcetines compresivos

¿Cómo saber qué talla de medias de compresión usar?

Aquí puedes ver un vídeo para saber cómo medirte la pierna para conocer tu talla exacta

Comprobación del estado de los pies y las piernas

Una vez elegida la talla, y antes de ponerte las medias, debes comprobar que tienes las uñas bien recortadas, así evitarás lesiones en la tela al estirar las medias.

Cuando al final del día aproveches para relajar las piernas hidratándolas con cremas que no dejen residuos en la piel, inspecciónalas por si hay heridas o hematomas, ya que debes tratarlos con expertos si no curan en breve. Siempre hidratamos por la noche, nunca durante la mañana, ya que los residuos podrían estropear el tejido de tus Calcetinos.

También es muy importante no usar cremas antes de ponerte unas medias de compresión. Las cremas pueden provocar un aumento de la sudoración, hacer que el calcetín se mueva o incluso deteriorar el material con el que está hecho.

Comprobación de las medias

Cuando estés seguro de tener los pies y las piernas en perfecto estado, has de comprobar que las medias no tienen agujeros ni desgarros, ya que estos podrían reducir la efectividad y la durabilidad de la prenda.

Medias de compresión para varices

Colocación de las medias compresivas

Elegida la media compresiva adecuada y comprobado todo lo anterior, pasamos a la colocación de la prenda. Esto requiere algo de práctica las primeras veces, pero rápidamente nos será mucho más sencillo hacerlo.

Paso 1: Introducir el pie y ajustar el talón

Hay que colocar el calcetín del revés hasta el talón. De esta manera será más fácil colocar el pie dentro de la parte que le corresponde.

Paso 2: Estirar la media

El siguiente paso es estirar la media por la pierna. Para ello, con el talón inmóvil en el suelo, agarra la parte superior de la prenda y súbela por la pierna poco a poco. Si la media no se desliza con facilidad, gírala de izquierda a derecha mientras tiras hacia arriba.

Paso 3: Ajustar la parte superior

Por último, ajusta la parte superior de la media a la pierna. Debe quedar dos dedos por debajo del pliegue de la rodilla. Es importante que quede bien sujeta y que no ceda ni se enrolle por debajo de la rodilla. Una vez colocada, la media debe sentirse firme, pero no demasiado apretada.

Cada media o calcetín de compresión cuenta con un punto máximo de compresión, es decir, una zona donde la presión es mayor que en el resto. Esta zona de mayor presión debe quedar unos centímetros por encima del tobillo, de lo contrario, la media perdería efectividad.

Si la presión que notas es demasiado fuerte para el tipo de media compresiva, deberías cambiar a una talla superior o consultar con un especialista para asegurarte de que no existe otro problema subyacente.

Recuerda que ponerse correctamente la media de compresión es fundamental para aprovechar al máximo sus beneficios para la salud.

Trucos para ponerte fácil y rápido la media de compresión:

Cuándo ponerse y cuándo quitarse las medias de compresión

El momento adecuado para ponerse unas medias o calcetines compresivos es a primera hora de la mañana, idealmente, recién levantados. La razón es que, en esas horas, las piernas están más descansadas y menos hinchadas.

Posteriormente, por la tarde o por la noche, cuando te quites la media, es recomendable hacerte baños en las piernas en agua templada y fría, alternando durante unos minutos, para trabajar el sistema venoso y darles un poco de descanso. Si usas cremas hidratantes o algún tipo de tratamiento para la piel, este es el momento para aplicarlo.

No olvides que las medias compresivas no son prendas convencionales, por lo que su uso es diferente. Es importante que sigas las indicaciones del producto, para saber el grado de compresión, la duración del tratamiento y cualquier otra información necesaria.

Cómo cuidar tus calcetines de compresión

Mantener estas prendas en perfecto estado aumentará su vida útil y asegurará la efectividad de la media.

Lo más recomendable es lavarlas a mano con agua fría o templada (menos de 30 ºC) y jabón de pH neutro, sin usar suavizantes ni blanqueadores. Sin embargo, no hay ningún problema en lavarlos en la lavadora con agua fría o templada. Igualmente, recomendamos no retorcerse, exponerse directamente al sol para secarlas ni plancharlas.

Quítate un peso de encima con las medias compresiva de Calcetinos

Pasarse el día de pie, pasárselo sentado, entre otros factores, hacen que se acumulen líquidos en las extremidades inferiores y que la sangre circule peor por ellas.

Esto provoca esa sensación de hinchazón, pesadez, cansancio o picor en las piernas, las conocidas como “piernas de plomo”. No es que sean una enfermedad propiamente dicha, pero sí un problema que nos provoca incomodidad a lo largo del día y nos impide disfrutar de nuestro tiempo libre.

Las medias de compresión gradual, como las que encontrarás en Calcetinos, ejercen una presión que va de los 14 a los 17 mmHg. Analizamos nuestros productos en laboratorios externos para comprobar si ejercen la presión que deseamos.

Con ellas, podrás prevenir y aliviar la hinchazón de las piernas por causas no asociadas a enfermedades, la fatiga muscular después del ejercicio o el riesgo de desarrollar varices. Por tanto, nuestras prendas de compresión, que son cómodas y fáciles de poner, están indicadas para:

Calcetines de compresión de alta calidad y materiales

Que tus piernas no te corten las alas: usa unos Calcetinos y quítate ese peso de encima.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

1 de 3

Nuestros Calcetines de Compresión

Pack 3x2 en calcetines compresivos

Ahorra con los packs de calcetines seleccionados

¡Sí, quiero mi pack!