El embarazo es una bonita etapa en la vida de una mujer, pero los muchos cambios que experimenta el cuerpo durante esta fase pueden hacer que también sea desafiante.

Los responsables de esos cambios son los altos niveles de las hormonas que regulan la gestación del bebé. Así, es normal que las mujeres embarazadas tengan ciertos síntomas (fisiológicos y psicológicos) asociados a los desajustes hormonales: acné, antojos, náuseas, vómitos, mareos…

Además de los anteriores, las piernas hinchadas, cansadas o con picor durante el embarazo son otro de los síntomas más comunes, una sensación realmente incómoda pero para la que, por suerte, hay varias soluciones.

¿Por qué se hinchan las piernas durante el embarazo?

Hay dos causas principales por las que las piernas se hinchan durante el embarazo.

Causas principales por las que las piernas se hinchan durante el embarazo

La primera es que el cuerpo retiene mayor cantidad de líquido (edema). Este, por acción de la gravedad, suele acumularse en las extremidades inferiores del cuerpo, aunque también puede darse en otras zonas, como el abdomen y los brazos.

El segundo factor es el propio bebé, que, conforme crece, aumenta de peso. Ese peso se convierte en una mayor presión en las extremidades inferiores de la madre, sobre todo en los últimos meses de gestación, cuando el bebé completa su desarrollo en el útero. Debido a ese exceso de presión en las piernas, los vasos sanguíneos se estrechan y provocan una mala circulación de la sangre.

Tener las piernas hinchadas durante el embarazo es común, pero sí hay que acudir a un médico si la hinchazón se produce de manera repentina, resulta anormalmente dolorosa o solo se produce en una de las piernas.

¿Qué hacer para reducir o aliviar la hinchazón de las piernas durante el embarazo?

Salvo que detrás exista otra causa añadida (hábitos alimentarios, enfermedades, etc.), la sensación de piernas hinchadas desaparece después del parto. Mientras llega el día, existen diferentes remedios para aliviar esta dolencia, haciendo así que la última etapa del embarazo sea más llevadera.

1. Evita el sedentarismo

Actividad física para embarazadas para evitar las piernas hinchadas

El sedentarismo y la inmovilidad hacen que la sangre fluya peor, ya que los músculos permanecen mucho tiempo en la misma postura (y no siempre la más correcta). Por tanto, dentro de lo posible, realiza algo de actividad física suave, como dar paseos o pedalear en una bicicleta estática.

2. No estés demasiado tiempo de pie

Al igual que el sedentarismo dificulta la circulación de la sangre, lo opuesto a él también. Estar demasiado tiempo de pie provoca que la sangre fluya peor de regreso al corazón, pues la acción de la gravedad juega en sentido contrario al de la circulación.

3. Usa ropa cómoda

Llevar prendas demasiado ajustadas ejerce presión sobre los vasos sanguíneos, por lo que la sangre no puede circular por ellos con tanta fluidez. Por ello, lo mejor es que vistas siempre ropa holgada y cómoda.

4. Descansa con los pies en alto

Pies en alto para deshinchar las piernas durante el embarazo

Cuando estés acostada, poner los pies en alto favorece el retorno de la sangre al corazón, reduciendo así la hinchazón en las piernas. Usa un cojín o un reposapiés, procurando que los pies estén siempre a una altura superior a la de la cadera.

5. Usa medias de compresión

Las medias de compresión para mujeres embarazadas están recomendadas desde el principio hasta seis semanas después del parto. Estas prendas ejercen una presión en las “bombas sanguíneas” del pie y de la pierna, lo que facilita la circulación de la sangre en su camino de vuelta al corazón.

¿Qué medias de compresión están recomendadas para embarazadas?

Las medias de compresión que deben usar las mujeres embarazadas para aliviar la hinchazón son los calcetines compresivos (14-17 mmHg), ya que el nivel de presión que aplican es el más bajo.

Por su parte, las medias de compresión media y alta están indicadas para tratar problemas y enfermedades circulatorias más o menos graves, por lo que en principio no deberían usarse para tratar la hinchazón de las piernas provocada por el embarazo (ante la duda, consulta con tu médico).

Si estás embarazada y quieres aliviar esa molesta sensación en las piernas, en Calcetinos te ofrecemos diferentes calcetines de compresión hechos en materiales transpirables y cómodos, con diseños modernos y divertidos.

No podemos adelantar el gran día... pero sí podemos hacer que el tiempo que falta se te haga menos cuesta arriba :).

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

1 de 3

Nuestros Calcetines de Compresión

Pack 3x2 en calcetines compresivos

Ahorra con los packs de calcetines seleccionados

¡Sí, quiero mi pack!